Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘La reciente desdicha’ Category

Más allá del mar


[A Nahuel, que ya no está con nosotros.

A Maddy, que acaba de llegar.

A Lucas, que estuvo desde el comienzo.]

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

Rendición


—¿“Negociar”? —dijo Harry—. Parece que estás confundido. Para poder negociar tienes que tener algo que ofrecer a cambio. Y lo has perdido todo. La rendición debe ser incondicional.

(más…)

Read Full Post »

La historia de Rhisiart Fawr


Habían pasado ya dos meses desde la batalla del Valle de Godric, y Harry no podía decir que se sintiera más seguro que cuando asumió el cargo de ministro de la Magia. Habían logrado arrestar a todos los secuaces del Hacedor de Reyes, excepto un puñado que lograron escapar al extranjero.

(más…)

Read Full Post »

El heredero


El mausoleo de los Malfoy estaba en los inmensos jardines de la Mansión, y pese a que no se trataba de una familia tan prolífica como los Weasley —era muy poco habitual que un Malfoy tuviese más de un hijo—, la edificación era lo bastante grande como para albergar los restos de cientos de miembros de la familia, unidos a ella tanto por sangre como por matrimonio. Allí descansaban los cuerpos de todos los ancestros paternos de Scorpius, desde Armand Malfoy, el fundador de la familia, que había llegado a Inglaterra desde Francia en el siglo XI, hasta Abraxas y Lucius Malfoy, bisabuelo y abuelo, respectivamente, de Scorpius. (más…)

Read Full Post »


[NOTA 1: Como verán si se fijan en el Índice, con este capítulo comienza la última sección del fanfic, titulada “La reciente desdicha”. Si este fic estuviese escrito en inglés, el nombre habría sido “The recent unpleasantness“, que era el eufemismo utilizado por los estadounidenses del Sur a fines del siglo XIX para referirse a la Guerra Civil (en la que ellos habían sido derrotados). Espero poder darle un fin a esta larga, larga historia antes de que acabe el año… pero George R.R. Martin también esperaba publicar Danza de Dragones en 2006, así que no quiero hacer ninguna promesa.

NOTA 2: Quiero dedicarle este capítulo a Facu J., uno de mis lectores de más larga data, que cumplió 21 años el domingo.]

Teddy Lupin fue quien me despertó, sacudiéndome suavemente el hombro. Cuando abrí los ojos, vi que el pasillo estaba repleto de Sanadores y otros magos y brujas que corrían de un lado al otro, a medida que las personas heridas gravemente en la batalla iban llegando al hospital San Mungo.

Había dos Aurores a quienes conocía de vista a su lado. Al ver que me incorporaba, se me acercaron y me sujetaron de los hombros con dureza, pero Teddy los detuvo.

—Déjenme hablar con él antes.

Los dos magos se miraron entre sí antes de soltarme a regañadientes.

(más…)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: