Feeds:
Entradas
Comentarios

La evacuación


La batalla estaba en su apogeo. Los hechizos volaban en todas direcciones, alumbrando el cielo nocturno con resplandores de todos los colores, pero sobre todo con el verde de las Maldiciones Asesinas. Harry Potter y su oponente se batían a duelo con ferocidad, intercambiando los maleficios más violentos que conocían. Harry se sentía dominado por un entusiasmo que jamás había sentido en los innumerables combates que había librado desde la adolescencia. No quería vencer a su adversario, quería matarlo, derramar su sangre, bañarse en ella. Luego de esquivar un Avada Kevadra de su rival, Harry levantó la varita y gritó:

—¡Protego!

Seguir leyendo »

El mal persiste


Seguir leyendo »

La batalla de la Mansión Potter


—Bonita fiesta, hijo —dijo Harry Potter, y acto seguido lanzó algo al suelo. Una especie de humo negro se esparció por toda la carpa, dejándola en la más absoluta penumbra.

—¡Lumos! ¡Lumos máxima! ¡Incendio! —gritaron centenares de voces casi al unísono, pero nada pudo romper aquella oscuridad impenetrable. Un terror pánico se apoderó de la multitud, y la gente comenzó a escapar en todas direcciones, intentando encontrar una salida a la tienda, tropezándose entre sí y chocándose contra las mesas y sillas. El caos era absoluto.

Seguir leyendo »

Memorias de Livius Black XXIV


Valerie y Albus decidieron celebrar su reconciliación con una cena en el número doce de Grimmauld Place a la que nos invitaron a todos. Alcyone y yo concurrimos, lo mismo que Louis, Lysander, Agamenón, Ash, Isaac y Jezzie; si bien ya todos nos habíamos enterado que el Hacedor de Reyes había hecho las paces con su ex novia, tuvimos la oportunidad de verlos juntos nuevamente por primera vez aquella noche.

Seguir leyendo »

Tres palabras


Albus recibió el beso de Valerie como alguien que se está ahogando recibiría una bocanada de aire fresco. Por unos dichosos segundos se sintió libre de todas sus preocupaciones y todos sus dolores. Solo podía pensar en la boca de Valerie contra la suya, y el cabello de Valerie entre sus dedos, y los brazos de Valerie en su cintura, y el olor de Valerie en su nariz. Se había olvidado del mundo en ella.

Pero no podía durar. Albus era incapaz de dejar de pensar. Su corazón podía imponerse a su mente ocasionalmente, pero su mente siempre acababa tomando las riendas. Y fue su mente quien lo impulsó a alejar a Valerie, sujetándola de los hombros con suavidad pero no sin firmeza.

Seguir leyendo »

La secretaria y la visitante


Marietta Edgecombe había sido secretaria de tres ministros y estaba trabajando en el Ministerio desde los dieciocho años. Pero aún a ella le costó disimular su sorpresa cuando llegó a su oficina y se enteró que habían asesinado a la mayoría de los miembros del Parlamento Mágico y que su jefe había perdido un ojo. Superado el impacto inicial, Marietta había logrado recuperar su profesionalismo, y para cuando Albus Potter finalmente retornó a su oficina luego de algunos días de ausencia, ella estaba lista para atenderlo.

Seguir leyendo »

La marioneta


Cuando Harry escuchó la acusación de su hijo en la Red Mágica Inalámbrica, se quedó tan paralizado como Draco. Pero su reacción fue mucho más veloz. Salió de la cama y comenzó a caminar en círculos mientras oía el resto de la entrevista al Hacedor de Reyes. Hermione lo miró con preocupación, todavía metida entre las sábanas.

Al finalizar la nota, Harry utilizó su varita para apagar la radio, pero el hechizo que usó fue tan intenso que del aparato saltaron chispas. Irritado, intentó repararlo, pero no podía concentrarse lo suficiente como para realizar el hechizo adecuado, y solo consiguió empeorar el cortocircuito del equipo.

Seguir leyendo »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.061 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: